600 años del Compromiso de Caspe Peñíscola jugó un papel destacado en el conflicto a través del entonces Papa Benedicto XIII

"Senyor, plau-vos que la successió dels dits vostres regnes e terres, après obte vostre, pervinga a aquell que, per justícia, deurà prevenir, e que'n sia feta carta pública?" Y hasta seis candidatos se presentaron a suceder en el trono a Martín I, rey de Aragón en 1410. Es, a grosso modo, el germen del Compromiso de Caspe, firmado para sellar el conflicto nacido de la sucesión. 
Peñíscola jugó un papel destacado en el conflicto a través del entonces Papa Benedicto XIII, que había establecido la sede de su pontificado en Peñíscola. Desde allí manejó con destreza los hilos de la negociación sucesoria, que impidió el derramamiento de sangre pero que alargó el conflicto hasta el 1412, año en que se firmó el compromiso. 
Paradójicamente, el candidato del papa, Fernando de Antequera, pediría años después su renuncia a la tiara papal. 

En el año que se cumplen 600 años de este acontecimiento histórico, que cambió las líneas de la Historia, la ciudad ha querido sumarse las conmemoraciones que se realizarán por todos los territorios de la antigua Corona de Aragón. Y lo hará vertebrando alrededor de la figura del pontífice dos representaciones teatrales que centrarán los actos que se celebrarán durante la semana del 22 al 30 de junio. 

La Associació d'Amics del Papa Luna ha sido la encargada de escribir los guiones de estos acontecimientos que se celebrarán al aire libre. Para ello ha hecho uso del "máximo rigor histórico. Hemos utilizado los Bularios de Benedicto XIII que se conservan en el Vaticano", detalló Juan Bautista Simó, presidente de la entidad y Cronista Oficial de Peñíscola. Así, "las palabras que dirá el actor que encarna al Papa son las mismas que escribió Benedicto XIII, tanto en su bulario como en su testamento", que será otra de las fuentes en la que se ha inspirado el gran evento, que tendrá lugar entre los días 22 y 30 de junio. "Sumar turismo y cultura es una apuesta estratégica no sólo del Ayuntamiento sino de la Diputación Provincial y de la Generalitat Valenciana" aseguraba el alcalde, quien resaltó de apostar por este tipo de proyectos que suman esfuerzos de la población local en el objetivo de resarcir y divulgar una figura histórica tan vinculada a nuestro municipio". El cronista oficial de la ciudad puntualizó que "nuestra historia es rica y excepcional, no tenemos que inventarnos nada porque lo que ocurrió en Peñíscola en el siglo XV influiría en el desarrollo futuro de la religiosidad en Occidente". En esta línea, el alcalde destacó "la importancia de poner en valor la historia del Papa Luna que hace de Peñíscola un lugar singular en el mundo, no tenemos que inventarnos nada, sólo recordar y poner en valor lo que significó la ciudad durante el paso del Papa Luna en pleno Cisma de la Iglesia Católica". 

El viernes 22 de junio, después de la inauguración de un mercado medieval, se escenificará una procesión papal que finalizará en la Plaza Santa María con una representación teatral que recordará la redacción del pontífice de su propio testamento y su recepción a los compromisarios de Caspe. Tal y como el director artístico de la representación, Josi Ganzemüller, declaraba "buscamos transmitir autenticidad". Esa misma noche, como colofón, la ciudad acogerá un espectáculo inédito de luz y sonido. Así, diferentes rincones de la ciudad que estuvieron relacionados con el Papa Luna serán iluminados y una visita guiada se encargará de explicar a los visitantes los secretos que guardan. El acto finalizará en el Patio de Armas del Castillo, donde pasada la medianoche se ofrecerá un nuevo espectáculo de animación, recreado con luces y sonidos.
Rafael Suescun, presidente del Patronato Municipal de Turismo de la ciudad, aseguró que se trata de "una apuesta nueva para este año que incorpora un nuevo atractivo para los turistas y visitantes".

El día 23, noche de la verbena de San Juan, la ciudad de vestirá de fuego con un desfile ambientado en la representación del solsticio de verano, que se iniciará en el entorno mágico del casco antiguo amurallado y finalizará en la Playa Sur. Durante ambas jornadas y hasta el día 24 un mercado de oficios con actividades para todos los públicos ambientadas en el medioevo trasladará el corazón de la ciudad al siglo XV. Los actos finalizarán el día 30 con la obra teatral El Papa Luna, de José Camón Aznar que tendrá lugar en el Castillo del Papa Luna, en el 41 aniversario de su estreno. 


Diari del Maestrat, 26/05/2012